¿Cuánto cuesta mantener una piscina?

¿Estás pensando en construir o instalar una piscina en casa, pero no quieres construir algo que no te puedes costear? En este artículo te explicamos cuánto cuesta mantener una piscina y cuáles son todos los costes asociados al mantenimiento. ¡Sigue leyendo!

Costes asociados al mantenimiento de una piscina

Hay una serie de productos que pueden ser frecuentes o poco frecuentes para el mantenimiento de nuestra piscina. Estos son:

  • Cloro: Muy útil y necesario para eliminar las bacterias del agua. Se puede aplicar en tabletas o líquido y el precio de 5 kg de cloro en polvo es de unos 20-30€.
  • Antialgas: Compuesto químico utilizado para evitar la proliferación de algas en la piscina. 5L tienen un precio de 20-30€.
  • Kit de regulación pH: Permite medir y controlar el nivel de pH de la piscina. Suelen tener un costo de unos 10-20€.
  • Accesorios de limpieza: Una red para hojas, un cepillo para piscinas y otros instrumentos requieren de uso mensual. Su precio puede variar, estando entre lo más caro está el skimmer, que tiene un costo de unos 50-300 euros (según sus funciones) y su vida útil ronda 2-3 años.
  • Antical: Si vives en una zona con agua de alta dureza, tendrás que conseguir también un producto antical para eliminar los restos de cal. El precio ronda los 20 euros.

Y entonces…

¿Cuál es el coste mensual de una piscina?

Los costos mensuales para una piscina pequeña de unos 40 m3 son:

  • Cloro (Pastillas): Aproximadamente 5-7 euros mensuales.
  • Cloro (de acción rápida, para descuidos): 2 euros al mes aproximadamente.
  • Reductor de pH: 7 euros al mes más o menos.
  • Agua: 20.000 litros (anuales)
  • Electricidad (si tienes instaladas luces): Puede variar según la región
  • Antialgas (Su uso depende del pH y suciedad del agua): 5-7 euros mensuales
  • Antical: Menos de 5 euros mensuales.

Como verás, el mantenimiento de una piscina tiene un bajo costo. Lo más caro podría ser el mantenimiento o cambio del skimmer, robot limpiador de fondos u otros productos de limpieza, sin embargo, estos cambios pueden realizarse cada 2-3 años, así que no hay de qué preocuparse.

Ionizador para piscinas

Todos disfrutamos de un buen chapuzón en la piscina, pero antes de bañarnos, es importante desinfectar el agua, mucho más si estamos hablando de aguas que están expuestas a bacterias y si pensamos utilizar ésta con otros bañistas. Sin embargo, el cloro puede causar problemas de salud, y es aquí donde entra en juego el ionizador para piscinas ¿No lo conoces? Te explicamos qué es y para qué sirve.

Leer más

¿Cómo subir o bajar el pH de una piscina?

¿Qué es el pH del agua?

pH son las siglas de potencial de hidrógeno. Es una medida utilizada para indicar el nivel de acidez o alcalinidad en agua. Como media, las piscinas deben encontrarse con un pH neutro (7,2 a 7,6).

¿Cuál es la importancia del pH en la piscina?

El pH determina la efectividad de los desinfectantes y cloro aplicados a la piscina, además que también puede causar problemas en la piel y reducir la durabilidad de la piscina. Un pH muy bajo se considera ácido, y puede llegar a causar

  • Irritación de piel y ojos
  • Deterioro de la maquinaria de instalación

Por el contrario, los valores demasiado altos en pH podrían causar:

  •  Nulo o bajo efecto de los productos como cloro o desinfectantes, lo que podría hacer que las aguas se tornen turbias
  • Irritación de ojos
  • Posibles infecciones por la suciedad del agua

Factores que influyen en la variación de los niveles de pH

  • El pH puede aumentar o bajar automáticamente por algunos factores como:
  • Cloro
  • Sol
  • Lluvia ácida
  • Polución ambiental
  • Nivel del agua
  • Viento
  • Otros químicos que entran al baño con los bañistas, como lociones, sudor, etc.

Cómo medir la alcalinidad del agua

La forma más sencilla de medir la alcalinidad o acidez del agua de la piscina es
utilizar un kit de prueba. Existen algunos sencillos y otros más profesionales con un
coste un poco más alto, pero con usos ilimitados.

Cómo subir o bajar el pH de una piscina

Tanto para aumentar o reducir el pH de la piscina, tendrás que utilizar un producto
aumentador o reductor de pH. Se pueden conseguir en forma líquida o granulada y
suele contener carbonato de sodio o ácido muriático.
Es importante que también trates de utilizar la cantidad de cloro ideal (1 ppm), ya
que este líquido influye fuertemente en el nivel de alcalinidad del agua de tu
piscina.